Habla con ventas

Cómo abrir un restaurante: guía paso a paso

Amanda Kavanagh
Author Amanda Kavanagh
Blog
Cómo abrir un restaurante: guía paso a paso

Sobre el papel, abrir un restaurante no tiene sentido. Es un sector con márgenes bajos sobradamente conocidos, donde los propietarios de restaurantes deben hacer enormes sacrificios para garantizar el éxito del negocio. Pero el deseo de abrir un restaurante va más allá de los hechos. Para muchas personas, es un objetivo vital. Les mueve la pasión por la gastronomía, el placer que proporciona y la alegría que experimentan en la hospitalidad que ofrecen a sus clientes. Si estás leyendo esto, y eres uno de esos apasionados, es probable que estés buscando alguna clase de orientación práctica sobre cómo abrir un restaurante. Así que, sigue leyendo.

En esta guía paso a paso abordaremos las siguientes cuestiones:

  1. Preguntas que hay que hacerse antes de abrir un restaurante

  2. ¿Qué licencias necesitas para abrir un restaurante?

  3. ¿Cuánto cuesta abrir un restaurante?

  4. Cómo elaborar un plan de negocio para un restaurante

  5. Lista de control para abrir un restaurante


Empecemos.

¿Qué necesito para abrir un restaurante?

En primer lugar, necesitas una idea. Esta etapa metafísica puede durar meses o años, y a menudo se cocina a fuego lento en tu cerebro hasta que se enciende una bombilla y empiezas a tomártelo en serio.

Después, necesitas cierto rodaje. Esta parte es muy importante. Si estás pensando en abrir un restaurante, trabaja primero en uno. Suena lógico, ¿verdad? Pues te sorprendería saber cuánta gente se salta este paso, y se nota. Durante el tiempo que trabajes en un restaurante, te harás una idea de cómo es la realidad de dirigir un negocio en este sector. Y si ya has trabajado en un restaurante, pero de eso hace bastante tiempo, busca un empleo en prácticas con las que puedas ponerte al día sobre el funcionamiento de un restaurante actual. Entre los avances tecnológicos, los cambios en los valores y la COVID-19, el sector ha evolucionado mucho en pocos años. Si ya estás trabajando en otro sector profesional, este cambio puede suponerte un recorte salarial durante algún tiempo. Asegúrate de tener tus asuntos financieros en orden para poder cubrir tus gastos corrientes mientras tanto.

Preguntas que hay que hacerse antes de abrir un restaurante

Hay un millón de preguntas que debes formularte antes de abrir un restaurante. Aquí tienes 25 para empezar.


  1. ¿Qué tipo de restaurante te gustaría abrir?

  2. ¿Por qué quieres abrir un restaurante?

  3. ¿Qué te gusta de los restaurantes?

  4. ¿Tu restaurante será independiente o formará parte de una franquicia?

  5. ¿Por qué será conocido tu restaurante?

  6. ¿Qué tipo de comida vas a servir?

  7. ¿Tu restaurante será conocido por su oferta de bebidas?

  8. ¿Cuáles serán los valores fundamentales de tu restaurante?

  9. ¿Hay algún proveedor local con el que quieras trabajar indiscutiblemente?

  10. ¿Tendrás un local físico, o serás un negocio virtual o itinerante?

  11. ¿Dónde estará tu restaurante? ¿Cuenta con una buena afluencia de público?

  12. ¿Probarás primero tu mercado con anuncios en Internet?

  13. ¿Cuál es tu visión del restaurante?

  14. ¿Cómo se sentirá la gente con tu restaurante?

  15. ¿Estás preparado para trabajar muchas horas al principio por muy poco sueldo o incluso gratis?

  16. ¿Cuáles son tus puntos fuertes y los débiles?

  17. ¿Qué puestos necesitas cubrir para apuntalar tus puntos débiles?

  18. ¿Hay alguien en particular con quien quieras trabajar?

  19. ¿Qué tecnología vas a utilizar para la contabilidad, los turnos del personal, las nóminas, el TPV y los pedidos en línea?

  20. ¿Tu restaurante hará entregas a domicilios particulares y a empresas?

  21. ¿Tu restaurante ofrecerá catering para empresas?

  22. ¿La oferta de tu restaurante incluirá kits de comida?

  23. ¿Se podrá cenar al aire libre en tu restaurante?

  24. ¿Tu restaurante admite perros?

  25. ¿Tienes pensado ampliar tu restaurante y abrir otro local con el tiempo?


Podríamos seguir y seguir, pero afortunadamente la mayoría de estas preguntas se analizan en la siguiente sección: cómo redactar el plan de negocio de tu restaurante.

Cómo redactar el plan de negocio de tu restaurante


Redactar un plan de negocio para tu restaurante responderá a la mayoría de las preguntas que rondan por tu cabeza. Si todavía estás en la fase metafísica, esta tarea te va a machacar. Un buen plan debe abarcarlo todo, desde el análisis de la competencia y el mercado, la reflexión sobre los puntos fuertes y débiles, hasta la investigación cualitativa y cuantitativa, y el estudio de las tendencias, las leyes, la tecnología y el entorno. Por suerte, tenemos una plantilla para el plan de negocio del restaurante y una guía para ayudarte en este viaje.

¿Qué licencias necesitas para abrir un restaurante?


Cada país, cada estado e incluso cada municipio exige distintas licencias. Con todo, las licencias más comunes para un restaurante son:

Registro como empresa alimentaria

El registro como empresa alimentaria es necesario para cualquier actividad alimentaria en la que se almacenen, preparen, cocinen y vendan alimentos en el Reino Unido. Esto incluye a los camiones de comida ambulantes y puestos en mercadillos, todos los locales deben estar debidamente registrados, incluido tu domicilio si en él realizas algún tipo de actividad. Si se trata de tu segundo negocio de alimentación, es posible que no necesites una segunda licencia, pero consúltalo con tu ayuntamiento. En Irlanda, esta licencia se obtiene a través del departamento de agricultura, pesca y alimentación (DAFM), y en EE. UU. necesitas tanto una licencia de actividad como una licencia de servicio de alimentos. Encontrarás información en el sitio web de tu administración y en el departamento de salud local, respectivamente.

Permiso para instalaciones alimentarias

En el Reino Unido, si manipulas carne, pescado, huevos y/o productos lácteos, tendrás que solicitar a tu ayuntamiento el permiso para instalaciones alimentarias. Sin embargo, existe una excepción en el caso de restaurantes y locales veganos en los que la comida representa menos del 25 % de los productos vendidos. Este tipo de negocios no necesitan el permiso. En Irlanda, debes notificarlo al HSE, el organismo público responsable de proporcionar servicios sociales y de salud, y en EE. UU., lo mejor es que te pongas en contacto con tu agencia estatal para confirmar qué pasos debes seguir para obtener un permiso de manipulador de alimentos.

Licencia para servir bebidas alcohólicas

De nuevo, en cada país y en cada estado es diferente. En el Reino Unido, se expide a través de los ayuntamientos y cada establecimiento necesita un supervisor del local específico provisto también de su licencia privada. En Irlanda, se tramita a través de la National Excise Licence Office, mientras que en EE. UU. recibe el nombre de «Licor License» y cada agencia estatal posee sus propias leyes y restricciones. Los precios y los tiempos de espera también varían de un lugar a otro. Por eso, los nuevos restaurantes suelen aplicar una política «BYOB» (de la expresión inglesa «bring your own bottle», que significa «tráete tu propia bebida») hasta que se ponen en marcha u obtienen la licencia. Si este es tu caso, valora la posibilidad de asociarte con una bodega local para que te haga recomendaciones basadas en tu menú.

Licencia para música y televisión

Si tu restaurante es más informal, puede que tengas televisores para que tus clientes vean eventos deportivos. Necesitas una licencia para cada pantalla y, por lo general, se puede obtener a través del mismo organismo que gestiona la licencia del televisor de tu casa. Si tienes previsto reproducir música con derechos de autor en tu local, también necesitarás una licencia. En Irlanda, la licencia se obtiene a través del IMRO (organización irlandesa de derechos musicales), en el Reino Unido a través de la empresa conjunta PPL PRS, y en EE. UU la gestión corresponde hacerla con la Asociación Nacional de Restaurantes.

Una de las muchas razones por las que ha crecido la popularidad de las cocinas virtuales/oscuras/fantasma es porque son mucho menos restrictivas en cuanto a costes, licencias y horarios.

¿Cuánto cuesta abrir un restaurante?

El coste de abrir un restaurante tiene muchas variables. Los costes pueden oscilar entre las cinco y las ocho cifras, e incluso más si tu restaurante es un local de gama alta especializado. Normalmente, las instalaciones serán el mayor gasto.

Para empezar, además del alquiler o la hipoteca, debes tener en cuenta algunos gastos adicionales de juristas y comerciales inmobiliarios. También deberías reservarte una cantidad aparte para otros servicios de asesoramiento profesional, como honorarios extra de abogados o procuradores -nunca se sabe-, permisos de obras, arquitectos, ingenieros, diseñadores, comerciantes y tu contable, además de tarifas por permisos, certificados de incendios y licencias.

Analiza esta lista y solicita tres presupuestos para la mayoría de los proveedores y profesionales recomendados.

Las instalaciones

  • Tasador

  • Arquitecto

  • Ingeniero

  • Servicios jurídicos

  • Honorarios de agentes

  • Diseñador de interiores

  • Costes de acondicionamiento

  • Paisajismo del comedor al aire libre

  • Arrendamiento de equipos

  • Equipo de cocina

  • Artículos de limpieza

  • Sistema de seguridad

  • Equipo de oficina

  • Vajilla, cubertería y cristalería


Gastos administrativos

  • Seguros

  • Licencias

  • Permisos

  • Garantía del préstamo

  • Garantía del propietario

  • Servicios públicos

  • Material de oficina

  • Contratación de personal

  • Fondo de contingencia

  • Capital para 6 meses



La marca

  • Marca y material de diseño

  • Empaquetado

  • Sitio web

  • Marketing

  • Publicidad

  • Relaciones públicas

  • Uniformes

  • Lanzamiento promocional

Soportes tecnológicos

  • Hardware y sistema de TPV

  • Software de contabilidad

  • Software de programación y nóminas

  • Pedidos en línea

  • Pedidos desde la mesa

  • Quioscos

  • Programa de fidelización

  • Sistema de sonido y televisión

  • Sistema telefónico

Dónde conseguir financiación

Es raro que un restaurante sea rentable desde el principio. El primer año, en particular, puede ser muy duro, y puede llevar un tiempo considerable recuperar la inversión inicial. Disponer de fondos para imprevistos es vital -al menos para seis meses- y en tu plan de negocio expondrás el crecimiento de las ventas y los objetivos para que lo vean los posibles inversores. Estas son las formas típicas de obtener financiación:

Autofinanciación

Entre los ahorros, los fondos de jubilación, las propiedades y los vehículos, muchos particulares tienen más activos de los que creen en un principio. La autofinanciación puede requerir que vendas algunos activos o que los utilices como garantía para un préstamo. Las empresas más pequeñas pueden costar entre 12.000 y 35.000 euros para empezar, así que esto puede ser un objetivo asumible para ti.

Familia y amigos

Esto puede ser complicado, y si optas por esta solución, primero debes tener contratos profesionales en firme y acuerdos sociales. No merece la pena perder a la familia o a los amigos por disputas comerciales y, sin embargo, ocurre con mucha frecuencia.

Socios comerciales

Si tienes la idea, pero no el dinero, ¿hay alguien en tu red que lo tenga y que sea un buen socio? O viceversa. Encontrar un buen socio no es fácil, pero una vez que lo consigues y acordáis las responsabilidades de cada uno, este modelo puede funcionar.

Ayudas del estado

Hay muchas ayudas destinadas a las pequeñas empresas y a las empresas de nueva creación que se gestionan a través de diversas organizaciones y administraciones. También suele haber subvenciones extra en el caso de mujeres, minorías y trabajadores sénior de las empresas. En EE. UU., consulta la SBA (Administración de Pequeñas Empresas de EE. UU.), en Irlanda prueba con tu Local Enterprise Office y en el Reino Unido, acude a la FSB (Federación Nacional de Autónomos y Pequeñas Empresas).

Dónde conseguir financiación

Es raro que un restaurante sea rentable desde el principio. El primer año, en particular, puede ser muy duro, y puede llevar un tiempo considerable recuperar la inversión inicial. Disponer de fondos para imprevistos es vital -al menos para seis meses- y en tu plan de negocio expondrás el crecimiento de las ventas y los objetivos para que lo vean los posibles inversores. Estas son las formas típicas de obtener financiación:

Autofinanciación

Entre los ahorros, los fondos de jubilación, las propiedades y los vehículos, muchos particulares tienen más activos de los que creen en un principio. La autofinanciación puede requerir que vendas algunos activos o que los utilices como garantía para un préstamo. Las empresas más pequeñas pueden costar entre 12.000 y 35.000 euros para empezar, así que esto puede ser un objetivo asumible para ti.

Familia y amigos

Esto puede ser complicado, y si optas por esta solución, primero debes tener contratos profesionales en firme y acuerdos sociales. No merece la pena perder a la familia o a los amigos por disputas comerciales y, sin embargo, ocurre con mucha frecuencia.

Socios comerciales

Si tienes la idea, pero no el dinero, ¿hay alguien en tu red que lo tenga y que sea un buen socio? O viceversa. Encontrar un buen socio no es fácil, pero una vez que lo consigues y acordáis las responsabilidades de cada uno, este modelo puede funcionar.

Ayudas del estado

Hay muchas ayudas destinadas a las pequeñas empresas y a las empresas de nueva creación que se gestionan a través de diversas organizaciones y administraciones. También suele haber subvenciones extra en el caso de mujeres, minorías y trabajadores sénior de las empresas. En EE. UU., consulta la SBA (Administración de Pequeñas Empresas de EE. UU.), en Irlanda prueba con tu Local Enterprise Office y en el Reino Unido, acude a la FSB (Federación Nacional de Autónomos y Pequeñas Empresas).

Publicar ofertas de empleo y contratar al personal

En un momento en que la escasez de mano de obra ocupa los titulares de todos los periódicos del mundo, cualquier propietario y gerente de un restaurante te dirá que nunca ha sido tan difícil contratar personal. Es un mercado competitivo, por lo que primero tienes que elaborar un paquete y una propuesta atractivos. Hemos analizado cómo contratar, formar y retener al personal del restaurante en un artículo reciente, así que haz clic aquí para leer más.

Crear tu menú

Elaborar una carta memorable es una de las tareas más gratificantes de abrir un restaurante. Puede que ya sepas, desde la fase metafísica, en qué dirección va ir tu oferta de alimentos y bebidas, y quiénes serán tus proveedores locales. Pero ahora tienes que definirla creando y calculando los platos que incluirás en tu primer menú.

No olvides que en cuanto conozcas el concepto de tu menú debes informar a tu arquitecto o diseñador de interiores, ya que esto influye en la preparación de los alimentos, el almacenamiento y el servicio, así que no lo dejes para muy tarde.

Planifica con tiempo una ingeniería del menú periódica

Es improbable que en tu primer menú consigas las dos R: renombre y rentabilidad Por lo general, se necesita tiempo para ajustar un menú -y unas cuantas revisiones- y nunca es un libro cerrado. Para profundizar en esto, hemos detallado una guía completa sobre la ingeniería del menú, y también tenemos consejos sobre cómo crear el menú en línea perfecto de para su entrega y recogida.

Redactar el plan de marketing de tu restaurante

No sirve de nada servir la mejor comida y bebida si nadie lo sabe. Por desgracia, el «hazlo y vendrán» es una excepción y no una regla. Al empezar, necesitas el marketing para atraer a nuevos clientes y luego deberás lograr que tu clientela repita con una comunicación periódica, pero sin pasarse. Lee nuestra guía completa de marketing para restaurantes para saber más sobre este tema.

Poner en marcha tu sitio web y los canales de las redes sociales

Crear un sitio web puede llevar mucho tiempo y ser caro. Pero no siempre tiene que ser así. Uno de nuestros artículos más populares es antiguo, pero muestra lo fácil que puede ser. Lee Cómo crear un sitio web para el restaurante con Flipdish en 10 minutos (o menos) y obtén una guía ilustrada paso a paso.

No dejes para el final la creación de tus cuentas en las redes sociales. Una vez que hayas confirmado el nombre de tu restaurante, aterriza virtualmente en los canales clave: Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, TikTok y YouTube. Puede que no los utilices todos, pero es mejor que los tengas tú a que un desconocido utilice el mismo nombre que tú. Y, por supuesto, hay un millón de maneras de hacerlo pero, para empezar, aquí tienes 6 formas de dar en el clavo con el marketing en redes sociales para tu restaurante o local de comida para llevar.

Crear tu programa de fidelización

Los datos de Flipdish muestran que, de media, por cada euro que se gasta en fidelización, se obtienen 11 euros de retorno. Como los gerentes de los restaurantes se ven arrastrados en tantas direcciones, es preferible que los programas de fidelización estén automatizados en la medida de lo posible. Desde el marketing por SMS hasta los boletines por correo electrónico, hay muchas formas de llegar a tus clientes una vez que tengas los permisos y los datos. Haz que esto forme parte de tu lista mensual de tareas por hacer y dará sus frutos.

Organiza un lanzamiento promocional

Incluso los restaurantes mejor pensados tienen problemas en sus inicios. Hay cosas que no se saben hasta que estás en el día a día. Haz una prueba con una presentación promocional e invita a tus familiares y amigos entusiastas, exigentes y honestos, para que te den su visión. Después, sonsaca sus opiniones de manera informal cara a cara, por texto o correo electrónico, o formalmente mediante una encuesta. Así descubrirás si la música está demasiado alta, la iluminación demasiado brillante o si un cóctel se ha servido en el vaso equivocado. Habrá muchos detalles que no sean del todo correctos, así que haz una lista de inconvenientes, revísala y vuelve a informar al personal.

Conclusión sobre cómo abrir un restaurante

Abrir un restaurante no es fácil. Prepárate para días eternos, noches sin dormir y algunos tropiezos antes de abrir las puertas. Pueden pasar muchos meses antes de que recibas a tu primer cliente. Pero si vas con los ojos abiertos y las expectativas claras, podrás planificar mejor el éxito de tu negocio. ¡Buena suerte!

Lista de control para abrir un restaurante

  • Concepto de restaurante

  • Valores del restaurante

  • Plan de negocio del restaurante

  • Licencias

  • Cálculo de costes

  • Financiación

  • Instalaciones

  • Personal

  • Menú

  • Plan de marketing del restaurante

  • Lanzamiento promocional

  • Lista de escollos