fbpx

La regla principal a la que recurrimos aquí en Flipdish cuando diseñamos productos es que cada característica del mismo debe brindar la mejor experiencia posible para el cliente. Esto se ha manifestado de muchas maneras, como por ejemplo, no solicitamos a los clientes que escriban direcciones de correo electrónico largas, no pedimos que recuerden contraseñas, usamos geolocalización para ayudarles a ingresar su dirección, etc.

Una de las áreas en la que nos hemos asegurado de que la experiencia del usuario sea la mejor posible es en cómo manejamos la detección de fraude cuando las personas pagan con tarjetas de crédito. Hemos realizado un significativo esfuerzo en la ingeniería de sistemas avanzados de detección de fraude que nos permiten mantener un nivel muy bajo de pagos en disputa, sin complicar la experiencia del usuario. Esto significa que en el pasado no le hemos solicitado a ningún usuario que use 3D Secure, donde el usuario suele ser enviado al sitio web de su banco y se le pide que ingrese algunos dígitos de una contraseña.

A pesar de los sistemas avanzados que tenemos, de vez en cuando recibimos pedidos que parecen muy riesgosos y tenemos que rechazarlos, a pesar de que existe la posibilidad de que sean legítimos.

Recientemente, la experiencia 3D Secure ha mejorado mucho y a menudo implica que se le envíe un SMS de verificación desde su banco para confirmar los pagos, en lugar de requerir que recuerden una contraseña larga.

Hoy estamos anunciando una actualización de nuestros sistemas de detección de fraude que nos permite continuar aceptando la mayoría de los pedidos sin verificación 3D Secure y también aceptamos pagos que parezcan riesgosos solicitando la verificación 3D Secure.

Ahora, en algunas situaciones, se les pedirá a sus clientes que verifiquen que su pago es legítimo al completar un desafío por parte de su banco (cómo responder a un SMS o ingresar un código de verificación que les haya sido enviado por SMS).

¿Qué significa esto para usted, el propietario del restaurante? Se aceptarán más pagos, menos pagos serán rechazados y el nivel (ya bajo) de pagos en disputa será aún más bajo.

Aquí hay un ejemplo de un pedido antes del cambio. Parecía arriesgado y fue rechazado automáticamente:

 

Y así es como se ve con el nuevo sistema. Se le pidió al usuario completar la verificación 3D Secure, se procesó el pago y se pasó el pedido al restaurante.