fbpx

Si no lo pides no lo consigues.

Cómo pidió el propietario de un restaurante a sus clientes que salvaran su negocio y ahora está en auge.

Esta es la historia de cómo el propietario de un local de comida para llevar se ahorró una fortuna al pedir a sus clientes que dejasen de hacer pedidos a través de Just-Eat y empezaran a hacerlos desde su propia app de marca. Estas son las técnicas que usó.

Solo tienes que preguntar

Si quieres que un cliente pida un producto de tu menú en particular se lo pides, ¿verdad? ¿Entonces por qué no pedirles que usen tu app en lugar de Just-Eat?

Es cómo lo pides

A la gente le encanta decir que sí. Si quieres que pidan patatas fritas o una bebida solo tienes que hacer una pregunta que tenga una respuesta afirmativa, por ejemplo: «¿Lo quieres con patatas fritas?». Fíjate en lo siguiente: personal de McDonalds nunca pregunta «¿Te parece bien que no te ponga patatas?». O los extras. Es un menú pequeño, ¿vale?

Es a quién se lo pides

Recuerda tratar a tus clientes más importantes con especial atención. Si recibes un pedido de un cliente fiel a través de una plataforma de terceros como Just-Eat, GrubHub, Seamless o HungryHouse, llama al cliente y pídele que descargue tu aplicación para conseguir un 20 % de descuento en su primer pedido. Tendrá tu logotipo en su teléfono y tú podrás mostrarle publicidad directa con las notificaciones push. Y además no verá a tus competidores cada vez que abra la aplicación. Solo verán tu menú y tu marca. Solo tienes que pedirlo. En la mayoría de los casos, a los clientes les encantará hablar con el restaurante al que acaban de hacer un pedido. Sentirán que les valoras. Y tú estarás construyendo tu marca y ahorrarás muchísimo en tarifas.

Es por qué lo pides

Si un cliente sabe que pierdes dinero en tarifas cada vez que realiza un pedido desde Just-Eat en vez de usar tu app, seguramente intente ayudarte.

Da algo a cambio

¡Da un 20 %! El 20 % es el punto ideal. Se ha demostrado que es un descuento suficiente para alentar a los clientes a que usen tu propia app de marca para hacer los pedidos.

Pídelo todo

Sabemos que los restaurantes odian tener que pagar un 13-20 % de tasas a las plataformas de pedidos de terceros, especialmente cuando se trata de un cliente fiel o de uno que oyó hablar de esa plataforma en el propio restaurante. Este tipo de plataformas de terceros están bien para empezar, pero si tu restaurante tiene una pegatina en la ventana publicitando dicha plataforma estás regalando tus clientes fieles a una marca y una empresa diferentes, y pagando además una tarifa considerable por ese privilegio. Así que quita las pegatinas y empieza a hablar a tus clientes de tu app y tu sitio web.

Hemos aprendido estas técnicas de cientos de restaurantes, y muchos propietarios reciben ahora muchos más pedidos a través de sus propias aplicaciones de marca de Flipdish que de Just-Eat (en menos de 4 semanas). Huelga decir que están ahorrando una fortuna todos los meses en tarifas y que reciben incluso más pedidos que antes de sus clientes más fieles.

Y no tuvieron más que pedirlo.

¿Te interesa una demo gratuita de Flipdish? Ponte en contacto con nosotros.